05
Nov

MÁLAGA LUMINAR DE CULTURAS

 

 

Homenaje a la paz, la convivencia y la gastronomía mediterránea de las tres culturas. Musulmanes, judíos y cristianos.

En el marco incomparable que representa la calle Alcazabilla de Málaga, Víctor Gloger (Restaurante Chloélys, Tel Aviv), Abdelkader Elmlih(Restaurante Abdul, La Nucía), y Samuel Perea (Presidente de Cocina por la Paz), cocinarán juntos y compartirán su demostración gastronómica con todos los asistentes al acto (Entrada libre).

El objetivo, además de su vertiente culinaria, es destacar el papel determinante que los valores de la gastronomía han desempeñado en la convivencia y el desarrollo de relaciones pacíficas entre los países situados en torno al Mare Nostrum.

Con este encuentro se quiere poner de manifiesto que desde uno de los aspectos básicos y quizás más desapercibidos de la vida cotidiana, como es la gastronomía y la cocina, son muchas más las coincidencias y armonías que las diferencias entre estas tres culturas. Y, subrayando la importancia de la cultura alimentaria mediterránea como vehículo de unión entre los pueblos, sumar esfuerzos por la paz.

El acervo cultural del Mediterráneo no se agota en el arte, la literatura, el teatro o la música, sino que también la creatividad de sus cocineros y cocineras, sus tradiciones culinarias ancestrales y la naturaleza común de sus materias primas constituyen una fuente de incalculable riqueza.

Esta importancia ha sido reconocida como modelo por la UNESCO. Un patrimonio que, desde hace más de dos mil años, une a todos estos países y culturas, regula sus relaciones comerciales, facilita su tolerancia y desarrolla un flujo de ideas, costumbres alimenticias y gustos comunes, adaptados magistralmente a las peculiaridades de cada uno.

Buscando una palabra, que definiera el arte que desarrolla un cocinero para interpretar o componer una receta, que mostrara a su vez sus conocimientos y  experiencias, y que como resultado fuera la expresión máxima de sus sentimientos, Víctor, Abdelkader y Samuel descubrimos  la palabra “Armonía”.

Armonía, es el nombre que hemos dado a nuestra cocina, y también, es nuestro  homenaje a la convivencia armoniosa de judíos, musulmanes y cristianos. Tres culturas que alrededor de una mesa olvidan sus diferencias y fijan su sueño dorado en compartir juntos lo que desde siempre les ofreció  la naturaleza y el espíritu del Mediterráneo.

Los países que se asoman al Mediterráneo  son especialmente acogedores, unos y otros inevitablemente comparten los mismos alimentos, armonizados de forma que todo es común y reconocible por todos.

La alegría de su música mágica y sensual, reflejo del carácter único de las tres culturas. Los colores vivos, en continua armonía con el paisaje.  Los sabores, que mantienen vivo el recuerdo a la familia y a la niñez. Los aromas inconfundibles de sus flores, frutas y especias. La luz vibrante, blanca y añil en contraste con el peso de sus  sombras.  El tacto  del viento cálido, de la lluvia y la madrugada. 

Una manera de vivir la vida muy cercana a la tierra y al mar. Muy cuidadosa con el espíritu del hombre, donde el deseo más preciado es buscar la armonía con su entorno y compartirlo todo.

La calle Alcazabilla de Málaga, servirá de escenario para que los tres cocineros promotores del acto, el representante de la cultura cristiana Samuel Perea, el de la judía Víctor Gloger y el de la musulmana Abdelkader El Mlih, elaboren platos representativos de sus respectivas tradiciones culinarias, utilizando productos comunes a las tres culturas.

La jornada terminará con un brindis en el que utilizarán  aceite de oliva virgen  extra, con el que estos maestros, quieren simbolizar la unión  de las tres culturas que hunden sus raíces en la milenaria gastronomía de influencia mediterránea.

 

 

Dejar este campo en blanco (anti spam):

añadir comentario